top of page

Amenaza con nuevas alzas al transporte marítimo de contenedores por reactivación de la Guerra Comercial entre EE. UU. y China

En 2018 la escalada arancelaria implicó un aumento del 160% de los fletes en la ruta China - USWC



La disputa comercial entre Estados Unidos y China ha vuelto a intensificarse tras el anuncio del Presidente Joe Biden de nuevos aranceles a las importaciones chinas, que incluyen grúas STS, semiconductores, baterías, vehículos eléctricos y células solares, programados para entrar en vigor entre 2024 y 2026.


La Casa Blanca justificó este aumento arancelario bajo la Sección 301 de la Ley de Comercio de 1974, aplicando aranceles a un total de US$18.000 millones en importaciones de China para "proteger a los trabajadores y empresas estadounidenses". Sin embargo, la Asociación Americana de Autoridades Portuarias (AAPA) expresó su firme oposición a estos aranceles, argumentando que socavarían los principios del libre comercio y afectarían la capacidad de los puertos para mover carga eficientemente.


La preocupación principal de la AAPA se centra en las grúas STS, y se está considerando la posibilidad de excluir el aumento arancelario para las grúas que ya han sido ordenadas por los puertos.


Este nuevo enfrentamiento en la guerra comercial entre las dos principales potencias económicas del mundo recuerda el escenario de 2018, cuando la administración Trump inició medidas proteccionistas, generando respuestas de China. Según Peter Sand, analista jefe de Xeneta, las empresas se están preparando para un aumento en los costos de la cadena de suministro, y en última instancia, serán los consumidores estadounidenses los que sufrirán las consecuencias.


El rol crucial de México


La intensificación de las alzas arancelarias en 2018 provocó especulaciones sobre el nearshoring y reshoring, tendencias ahora consolidadas. El crecimiento de la importación de contenedores desde China a México aumentó un 34% en el primer trimestre de 2024, aunque se sospecha que algunos lo utilizan como ruta alternativa para evitar aranceles en EE. UU.


Los recientes aranceles podrían impulsar este crecimiento, con tres nuevos servicios a México lanzados en mayo por Cosco, CMA CGM y MSC. Se proyecta que para 2031, México importará más contenedores de China que la costa oeste de EE. UU. Además, los importadores estadounidenses podrían buscar alternativas como Vietnam debido a los aranceles.


Impacto en las tarifas de fletes


Según Peter Sand, las nuevas cadenas de suministro desde otras partes de Asia, además de China, aún no están completamente desarrolladas en comparación con la ruta Transpacífico establecida. Esto implica mayor complejidad, inestabilidad y costos adicionales. Estas preocupaciones se suman a las recientes disrupciones en el comercio marítimo, como el conflicto en el Mar Rojo y la sequía en el Canal de Panamá.


El 14 de mayo, las tarifas spot promedio para el transporte marítimo de carga desde China a la costa oeste de EE. UU. aumentaron un 16% en comparación con el año anterior, alcanzando los US$3.837/FEU. En la ruta hacia la costa este de EE. UU., las tarifas spot promedio aumentaron más del 100% en el mismo período.


Sand advierte que si China responde como lo hizo en 2018, podríamos enfrentarnos a una escalada de aranceles crecientes, lo que significaría más dificultades para los importadores y proveedores de servicios de transporte marítimo. Recuerda que el enfrentamiento entre EE. UU. y China en 2018 provocó un aumento drástico en las tarifas de transporte marítimo desde China a la costa oeste de EE. UU., que, aunque disminuyeron al final del año, nunca volvieron a niveles anteriores, estableciendo así un nuevo estándar con costos más altos.


4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page