top of page

Crisis en el Mar Rojo Aumentan tiempos de navegación, emisiones y tarifas de fletes

El aumento del 100% en el uso de la ruta del Cabo de Buena Esperanza ha alterado el equilibrio del transporte marítimo

20 de mayo 2024


El reciente conflicto en Medio Oriente ha tenido un impacto severo en el transporte marítimo a través del Mar Rojo, provocando una significativa disminución en las navegaciones por rutas clave. Desde finales de marzo de 2024, tanto el canal de Suez como el estrecho de Bab El-Mandeb han visto una reducción del 50% en la actividad marítima. En contraste, el uso de la ruta alternativa a través del Cabo de Buena Esperanza se ha incrementado en un 100%.


Este cambio de rutas ha tenido múltiples consecuencias. Las distancias de los itinerarios de cargueros y tanqueros se han incrementado en un 53%, lo que ha llevado a un aumento en las emisiones de CO2 debido al mayor consumo de combustible. Económicamente, esta situación ha provocado un alza en las tarifas de flete y en los costos de los seguros marítimos, lo que ha contribuido a la inflación global y ha impactado negativamente a las economías que dependen del comercio marítimo.


Nuevo orden portuario 


Los puertos del Mar Rojo están entre los más afectados por esta crisis. Algunos de estos puertos están viendo una disminución en los volúmenes de carga, mientras que otros se están beneficiando del tráfico redirigido.


Volúmenes de exportación


Los puertos de King Fahd Port, Rabigh y Al Aqabah experimentaron las mayores disminuciones en los volúmenes de exportación en términos absolutos. En contraste, los puertos de Djibouti y Jeddah Oil reportaron incrementos en sus volúmenes de carga. Desde una perspectiva porcentual, Djibouti mostró el mayor crecimiento en las exportaciones, seguido de cerca por Jeddah Oil y As Suways.


Volúmenes de importación


Durante la crisis, el volumen de importaciones varió considerablemente entre los puertos. En términos absolutos, los más afectados negativamente fueron Rabigh, Al Aqabah y Jeddah, que experimentaron disminuciones significativas en sus volúmenes. En términos porcentuales, el puerto de Duba registró un considerable crecimiento.


Visualizando hacia el futuro


La implementación de marcos sólidos de política monetaria y fiscal es esencial para reducir la vulnerabilidad económica. Dependiendo de la severidad de los impactos y los recursos disponibles, los gobiernos podrían considerar medidas como intervenciones anticíclicas.


A pesar de la crisis, surgen oportunidades de crecimiento. La tendencia hacia la deslocalización y la reubicación cercana y amigable, aunque incrementa los costos comerciales, abre nuevas posibilidades para los países cercanos a bloques económicos como la Unión Europea y los Estados del Golfo. 





7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page