LOS DERECHOS HUMANOS EN EL TRANSPORTE MARÍTIMO.



Human Rights at Sea ha publicado una nueva revisión independiente sobre la implementación de los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos en todo el sector marítimo.


El extenso informe proporciona una introducción a los Principios Rectores de la ONU (UNGP) y destaca los desarrollos en curso en el sector marítimo bajo los tres pilares de UNGP.


Señala áreas dentro de los sectores marítimos donde se necesita más trabajo para garantizar que el compromiso comercial se alinee completamente con los Principios Rectores.


Los UNGP han estado en vigor durante más de una década.


Aun así, el grado y la calidad de su implementación en las cadenas de suministro globales requiere una inversión y un desarrollo significativamente mayores para demostrar un impacto duradero.


Esto es especialmente así en todo el sector marítimo.


Como afirma Phil Bloomer, Director Ejecutivo del Centro de Información sobre Empresas y Derechos Humanos, en el prólogo:


“Enmarcar las preocupaciones en el mar planteadas por las organizaciones de la sociedad civil implica cambiar el enfoque de la industria de una carrera hacia el fondo a una carrera desde el fondo. Esto requiere informes transparentes y responsables y una comunicación continua, especialmente de las empresas líderes que intentan moverse en la dirección correcta, en lo que de otro modo debería verse como una carrera hacia la cima”.


Los UNGP están aquí para quedarse y están cambiando las prácticas comerciales, aunque todavía no lo suficientemente rápido.


Es aún más el caso cuando consideramos los rápidos avances en la legislación de diligencia debida obligatoria en materia de derechos humanos que se está promulgando en un número creciente de países.


Los informes anteriores de Human Rights at Sea han destacado que algunas actividades comerciales relacionadas se están implementando en el sector, incluida la introducción de herramientas, revisiones públicas y mecanismos de recopilación de evidencia.


Desafortunadamente, muchas de estas actividades todavía se llevan a cabo detrás del velo corporativo, con una divulgación limitada y una rendición de cuentas aún más limitada.


Esto es a pesar del creciente interés de los consumidores y la presión de la sociedad civil para que los actores comerciales se vuelvan más transparentes, rindan cuentas abiertamente y muestren activamente el uso integrado del UNGP dentro de sus modelos comerciales.


Ahora depende de todas las partes interesadas del sector marítimo, incluidas las relacionadas con la marina mercante, el transporte de pasajeros, el petróleo y el gas en alta mar y la pesca, aplicar las herramientas disponibles, aprender de sus pares que están más adelantados y unirse con respecto a la industria con todas las partes interesadas. Para lograr un cambio generalizado.


Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente las de la Organización Mundial de Puertos.


Organización Mundial de Puertos.

1 visualización0 comentarios