top of page

Posibles disrupciones que podrían impactar a la industria marítima próximamente

Los acontecimientos de la industria, ya sean de naturaleza geopolítica o simplemente de la naturaleza misma, continúan afectando profundamente las operaciones comerciales globales.



Los sucesos en la industria, ya sean por razones geopolíticas o naturales, continúan teniendo un fuerte impacto en las operaciones comerciales a nivel global. Esto puede resultar en interrupciones operativas, mayores costos de producción, menor confiabilidad en la cadena de suministro, bloqueos de rutas marítimas y aumentos en los costos de fletes y recargas específicas.

Para aquellos que están involucrados en operaciones de adquisiciones, estas situaciones pueden tener un impacto significativo en su trabajo. Es por eso que los analistas de Xeneta, Peter Sand y Emily Stausboll, han compartido formas de identificar cuándo una interrupción puede generar inestabilidad en el mercado y cuáles podrían afectar al transporte marítimo.


La pregunta clave es ¿qué sucederá y cuándo?

Para los propietarios beneficiarios de la carga (BCO) con una red global que desean gestionar el riesgo de su cadena de suministro, Stausboll sugiere vigilar de cerca tres tendencias actuales:


  1. Estados Unidos: Con las próximas elecciones presidenciales en noviembre y la propuesta de Donald Trump de imponer aranceles del 60% a las importaciones de China y del 10% a las importaciones de otros lugares, es probable que algunos BCO comiencen a anticipar sus importaciones para garantizar entregas antes de que entren en vigencia los aranceles. Esto podría impactar en las tarifas y la capacidad en el comercio con destino a Estados Unidos.

  2. China y Taiwán: Existen posibilidades reales de que aumenten las tensiones en esta área, y si eso sucede, los BCO deben prepararse para el efecto en cadena en las exportaciones tanto dentro como fuera de la región, así como el efecto dominó en las cadenas de suministro global en general.

  3. Impacto del Nearshoring: Con el traslado de volúmenes cada vez más lejos de China hacia el sudeste asiático, incluido el subcontinente indio, México y más cerca de Europa, existe la posibilidad de interrupciones mientras se construye la infraestructura necesaria para respaldar el nearshoring o reshoring. Una vez establecida, se espera un aumento en la capacidad y la producción a través de estas rutas.

El crecimiento de los TEU-millas se ha incrementado en un 11% a nivel mundial respecto a 2023, impulsado por desvíos en el transporte marítimo debido a la disrupción en el Mar Rojo. Aunque la flota global de portacontenedores puede manejarse por ahora este aumento, existe la preocupación de que si las rutas vuelven a la normalidad, la capacidad se verá afectada, lo que desalienta a las líneas navieras a aumentar las tarifas a largo plazo.


Además, la ruta Lejano Oriente - costa este de Sudamérica (ECSA) muestra grandes oscilaciones en las tarifas de flecha debido a la eliminación de capacidad en respuesta a la crisis del Mar Rojo. Esto refleja los esfuerzos por mantener este comercio atractivo para las líneas navieras, con las tarifas spot alcanzando niveles muy altos en casi dos años.


Más allá de las tarifas spot y de largo plazo


Finalmente, al observar el instante actual de la industria marítima global no se trata solo una cuestión de conocer los contratos a corto y largo plazo, programar los embarques de carga también es una cuestión confiabilidad, emisiones de carbono y capacidad de adaptación al mercado, por lo que es necesario que tanto los BCOs/expedidores así como los freight forwarders conozcan más sobre la dinámica subyacente en momentos que la capacidad es demasiado alta o demasiado baja.


9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page