top of page

Baja flete de contenedores, pero ahora la demanda se resiente por recesión.



Entre 2020 y 2021 el costo de transporte de un contenedor de 40 pies pasó de US$2.500 a US$10.400, un nivel nunca antes visto. El mayor costo en el principal medio de transporte de bienes se tradujo a un incremento generalizado en los precios a nivel mundial, siendo este uno de los principales impulsores del fenómeno inflacionario reciente.

Sin embargo, durante los últimos meses el costo de mover un contenedor parece haberse normalizado, alcanzando la primera semana de febrero niveles cercanos a los US$2.600, según la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), que considera que esto podría marcar el fin de la crisis de contenedores.

A pesar de ello, ahora hay otro problema y es la crisis económica mundial. De acuerdo con Anif, si bien la normalización de la crisis de contenedores es una buena noticia, no son positivas las señales que envía sobre el estado actual de la economía mundial.

Los comerciantes a nivel mundial son cautelosos sobre la mercancía que tienen a la mano ante los distintos riesgos que enfrenta la economía global, por lo que las órdenes de envíos han disminuido y un número creciente de rutas marítimas están siendo canceladas.

A medida que los fantasmas de recesión sigan asechando a la economía mundial, los costos de los fletes seguirán disminuyendo porque se presenta una menor demanda de bienes.


La recesión mundial ha llevado a una menor demanda y la oferta de contendores parece haberse normalizado. De hecho, hoy hay una sobreoferta de contendores, que no encuentran donde ser guardados. Compañías que ofrecen bodegas de contenedores han reportado recientemente que sus depósitos están llenos y han tenido que rechazar clientes que buscan resguardar sus contenedores vacíos ante la falta de demanda.

El problema no solo ha estado presente en los depósitos, sino también en los puertos. Por ejemplo, el puerto de Houston ha establecido una multa para las empresas que dejen sus contenedores vacíos por más de siete días en sus instalaciones.


Crisis vs. Inflación

Ya sea por una recesión mundial o por el retorno del mercado de contenedores a un punto de equilibrio, parece que lo peor de la crisis ya pasó. Sin embargo, la situación no pasó desapercibida por la economía mundial, dejando una factura importante en términos de precios, señala Anif.

El fenómeno inflacionario mundial reciente es, en parte, una traducción de los mayores costos de transporte marítimo en bienes finales, ya que, cerca del 90 % de los bienes comerciados se transportan por barco, por lo que incrementos en el precio de los fletes marítimos se ven reflejados en mayores costos para el consumidor. En efecto, la crisis de los contenedores se ha traducido en mayores precios de los bienes importados y por consiguiente mayor inflación.

Se estima que el incremento en el costo de los fletes en 2021 significó un alza superior al 10 % en el precio de los bienes importados, que se tradujo en un incremento en la inflación final de 1.5 %. Sin embargo, no todos los países se han visto igual de afectados.

A medida que cedan los precios de los fletes, las presiones inflacionarias por ese frente irán desvaneciéndose, pero la UNCTAD plantea que el efecto sobre los precios tiene cierto rezago, indicando que tomará tiempo para que los menores fletes se canalicen a precios más bajos para los consumidores.


Fuente:Contextoganadero.

8 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page