top of page

G7 quiere restringir exportaciones de diamantes rusos.


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este viernes la prohibición de importar vodka, diamantes, pescado y mariscos de Rusia a EE. UU. como sanción por la invasión rusa de Ucrania.


Las potencias del poderoso grupo buscan recortar los fondos de Rusia y su invasión de Ucrania.

  • Rusia exportó diamantes por un valor de casi 5.000 millones de dólares en 2021.

Los líderes del G7 discutirán en la cumbre que comienza el viernes en Hiroshima (Japón) sanciones contra el comercio de diamantes rusos, y buscar privar aún más a Rusia de fondos para su invasión de Ucrania, declararon funcionarios de la Unión Europea (UE) a agencias de noticias este jueves (18.05.2023).


Emiratos Árabes Unidos, India y Bélgica, este último miembro de la UE, se encuentran entre los principales importadores. El funcionario dijo que la aceptación india sería vital para asegurarse de que cualquier régimen de sanciones tenga impacto.


"Nos gustaría entablar un diálogo con ellos, porque la industria del diamante es muy importante en India, no necesariamente en términos de cifras, sino de política y simbolismo", agregó.


India también mantiene estrechos vínculos militares con Rusia y nunca ha condenado su invasión en Ucrania.


El primer ministro indio Narendra Modi fue invitado a la cumbre de Hiroshima junto con los líderes de Brasil, Indonesia y otras potencias regionales, que los países del G-7 esperan convencer en su causa contra Rusia y China.


Rusia, implicaciones por perder estatus en el comercio


En una intervención televisada desde la Casa Blanca, Biden dio más detalles sobre la decisión de poner fin a su trato comercial favorable con Rusia y explicó que el objetivo es dificultar los negocios entre Moscú y EE. UU.


Además, alertó al presidente ruso, Vladímir Putin, de que su país pagará "un alto precio" si usa armas químicas o biológicas en Ucrania, al mismo tiempo que avisó de que Washington defenderá "cada centímetro" del territorio de los aliados de la Otán.


Sin embargo, Biden insistió en que quiere evitar cualquier confrontación directa entre la Otán y Rusia porque eso supondría el inicio de la Tercera Guerra Mundial.


Biden también adelantó que los países del G7 trabajarán para cerrar a Rusia cualquier fuente de financiación procedente de instituciones financieras internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).


"Putin es el agresor y debe pagar el precio por ello. No puede seguir tomado acciones que amenazan los fundamentos de la paz y la estabilidad internacional y luego pedir ayuda financiera a la comunidad internacional", apuntó.


Ucrania y Canadá ya han retirado a Rusia el estatus de 'nación más favorecida', uno de los principios fundamentales del comercio internacional por el que vela la Organización Mundial del Comercio (OMC).

6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page