top of page

Electrificación del transporte de carga en Colombia una apuesta de la marca BYD.


BYD (Build Your Dreams) la marca china de vehículos eléctricos una compañía que nació en China en 1995 para dedicarse al negocio de las baterías esta interesada en la transformación energética.


En línea con su compromiso hacia la transición energética y la reducción de los impactos del cambio climático, BYD, ha ampliado su gama de opciones de movilidad sostenible al incursionar en el transporte de carga en el mercado colombiano. Esta iniciativa se materializa a través de la introducción de tres nuevos modelos de camiones eléctricos.


Se trata, en primera instancia, del camión T45C01, que cuenta con una autonomía de aproximadamente 220 km, capacidad de carga de 3.6 toneladas y capacidad de ascenso de 25 %, ideal para operaciones de paqueteo y última milla. Igualmente, el T7BG, que cuenta con un rango operativo de 230 km y capacidad de ascenso de 30 %.


“Creemos que nuestro nicho principal con estas referencias son las operaciones urbanas o eventualmente áreas metropolitanas y ciudades contiguas con un rango de distancia de entre 200 y 250 kilómetros, teniendo en cuenta algunas limitaciones que todavía existen en cuanto a infraestructura de carga en el país para desplazamientos de largas distancias”, afirma Juan Luis Mesa, gerente general de BYD Colombia.


El directivo añade que en logística urbana hay una gran oportunidad de implementar vehículos de carga eléctricos, “ya que es precisamente en estas zonas donde se tiene la mayor necesidad de mejorar los estándares ambientales de generación de ruido y emisiones de gas, puesto que es donde se posee mayor concentración de población”.


Cabe anotar que, con estos vehículos, BYD ya tiene planes piloto en marcha en diferentes ciudades de Colombia con empresas de reconocida importancia, sobre todo del sector cementero, del sector de bebidas y de logística, por lo que, según la marca, “muy pronto se empezarán a ver los camiones BYD rodando por las carreteras de Colombia”.



Más allá de lo mencionado, el compromiso de BYD con la mitigación de los efectos del cambio climático es una prioridad y se encuentra en sintonía con los planes para avanzar hacia una transición energética justa, segura, confiable y eficiente en el país.


En Colombia, la multinacional china lleva la delantera en buses eléctricos en Colombia al contar con más de 1.550 unidades operando en diferentes sistemas de transporte masivo, de los cuales su mayoría en Transmilenio. Con dicha flota se evita la emisión de 94.300 toneladas de CO2 al año, equivalente a plantar 2.500.000 árboles.


Adicionalmente, BYD cuenta con una flota de alrededor de un centenar de taxis eléctricos y vehículos de servicio especial en operación desde hace más de 10 años, con una media de 600.000 kilómetros por vehículo, así como de vehículos de pasajeros y portafolio de montacargas.

5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page